La educación virtual

La educación virtual

La educación virtual de los jóvenes ha sido la principal alternativa a la que se han aplicado los colegios y demás instituciones educativas con el fin de seguir llevando a cabo los procesos académicos y formativos en estos tiempos de pandemia.

El colegio Fuente de Vida ha buscado incluir estrategias en sus metodologías y planes educativos con el fin de que estos se acoplen a la educación virtual, para así continuar aportando a la formación integral de los estudiantes. El colegio nos ha proporcionado tiempo y recursos para poder capacitarnos con expertos que desde España nos instruyen para afrontar esta nueva modalidad de clases.

El desafío ha sigo grande, Aunque ya existían distintas plataformas virtuales educativas, las metodologías que han sido empleadas ahora en las clases han motivado al docente a ser más creativos para que estas sean llamativas y que logren captar la atención de los estudiantes, que en esta modalidad, tienden a distraerse con facilidad, actualizarse en cuanto a herramientas tecnológicas para obtener un aprendizaje significativo en los alumnos así como crear un ambiente agradable de trabajo e interacción a través de una pantalla logrando el interés y el logro de competencia en cada uno de ellos.

Imaginar lo que para nuestros jóvenes esto implico en sus vidas, hacer de un espacio personal un salón de clases y en ocasiones convertirse en un estudiante autónomo, y prestar la atención debida a su proceso de aprendizaje. Y qué decir del padre de familia, a quien le tocó en muchas ocasiones trabajar desde casa y también volverse el tutor de su hijo en temas o actividades que no se comprendieron en su totalidad.

Yo llamaría a la educación virtual el reto de la educación, un reto que tarde o temprano debíamos asimilar, un reto que tanto padres, alumnos y docentes hemos afrontado con la mayor seriedad e importancia posible para lograr que el aprendizaje no se detenga.

Confiemos en Dios y  que un día no muy lejano volveremos a vernos en un salón de clases, pero mientras eso sucede a seguir dando siempre lo mejor…Como para Dios.

Ir arriba